De la locura a la plenitud

Queridos lectores, hoy os traigo un resumen, o mas bien un pedacito del gran libro que ha sacado mi compañero Marc Decker, que ya tenéis disponible para adquirir (pondré enlaces debajo del texto)

He tratado de averiguar sin éxito el origen de la frase “La paz interior se consigue cuando eres capaz de aceptarte, comprenderte y perdonarte” así que asumo que es una frase anónima que alguien quiso regalar a la humanidad, pero esa frase fue mi guía durante un periodo en el que después de pasar por una relación tóxica muy traumática necesitaba perdonarla a ella y deshacerme de todo el odio y rabia que tenía en el interior, así que me dediqué a proyectar esa rabia en el deporte y a tratar de perdonarla, aunque me di cuenta de que en realidad me tenía que perdonar a mí mismo por haber estado con ella. Así pues, llegó un día en el que sentí que ya no había nada más que perdonar y que la rabia había desaparecido del todo.

A partir de ese momento, sentí que había alcanzado cierto grado de plenitud. No era una plenitud extrema, puesto que entendía que podía estar aún más en plenitud, pero era suficiente para apreciar una gran belleza en absolutamente todo, hasta la basura me parecía que tenía belleza, aunque una belleza oculta explicada por el proceso que llevaba a ella en la dedicación de las personas a tirar las cosas a la basura, o por ejemplo veía la luz travesar los árboles y me parecía el espectáculo más bello que se podía contemplar, también conectaba con las demás personas y me reía por todo a grandes carcajadas. Desgraciadamente, llegó un punto, después de unos meses, en el que equivocadamente entendí que si había alcanzado la plenitud ya no necesitaba medicación y la dejé, teniendo una crisis.

La frase mencionada en el parágrafo anterior ha sido la base y la guía para desarrollar la psicología de la plenitud en este libro y la desarrollaremos en las siguientes páginas ampliándola en gran medida. Esta orientación psicológica que he llamado psicología de la plenitud tiene tres pilares muy claros y marcados que, aunque veremos que hay un proceso previo concreto para llegar a esos conceptos, hay que descartar cualquier proceso que no esté enfocado a ellos: el amor, la dignidad y la libertad. Estos tres pilares se consiguen a través de una dualidad interior-exterior del componente esencial de cada uno de ellos. Es decir, el amor se consigue con la esencia de la dualidad entre conocer y conocerse. La libertad es la esencia entre perdonar y perdonarse. Y la dignidad es la esencia entre aceptar y aceptarse.

La plenitud
Cómo alguien quizás ha podido dilucidar, hay una mezcla de conceptos que abandero en nombre del eclecticismo, es decir, el resultado de extraer lo mejor de diversas corrientes. El Budismo juega un papel significativamente importante en la psicología de la plenitud ya que considero que el desapego budista realmente puede llevar a la plenitud de la libertad. También juega un papel importante el cristianismo, en el que se entiende que dios es amor, es decir que el amor puede llevar a la plenitud de dios. En la biblia cristiana se dice: “El que no ama, no conoce a Dios, porque Dios es amor.”[1]  Y este dios del que se habla, es el objetivo divinizado del amor, es decir, la plenitud. Por último, la dignidad está relacionada con la concepción de dios de Baruch Spinoza (1632 – 1677) en la que la realidad es dios en sí mismo (también llamado panteísmo) y con la concepción esencial de felicidad de Arthur Schopenhauer. En conjunto diremos que la realidad entendida como dignidad lleva a la plenitud. Todo esto lo veremos en las siguientes páginas.

Por otro lado, suscribo parcialmente las cuatro nobles verdades del Budismo adaptando el sendero que conduce a la extinción del sufrimiento a las tres excelencias y añadiendo una quinta verdad:

1. La verdad de dukkha: El malestar en todas sus formas (dolor, sufrimiento, pena, aflicción, angustia, estrés) es inherente a la existencia en el mundo.

2. La verdad de la causa de dukkha: El malestar en todas sus formas, tiene una causa.

3. La verdad de la extinción de dukkha: Al determinar la causa del malestar, podemos exterminar esa causa, con lo cual cesa su efecto.

4. La verdad de los tres senderos que conducen a la extinción de dukkha: Hay tres caminos para llegar a la extinción del sufrimiento: El amor, la libertad y la dignidad.

5. La extinción del sufrimiento es la máxima aspiración a la plenitud.[2] [3]

Tanto la dignidad, la libertad o el amor pueden alcanzar por si solos la plenitud al llevarse a cabo en toda su potencia, por lo que el desapego budista es un camino válido hacia la libertad pero no explica todas las posibilidades existentes, es decir, el camino de respetar y respetarse que lleva a la dignidad o el de conocer y conocerse que lleva al amor son igualmente válidos. Cabe mencionar que a pesar de ello; a partir de que “la unión hace la fuerza”[4] se puede llegar a la conclusión de que las tres excelencias son necesarias en su máxima potencia para alcanzar la plenitud completa.

[1] 1 Juan 4:8

[2] Siddhartha Gautama: «Hay, monjes, una condición donde no hay tierra, ni agua, ni aire, ni luz, ni espacio, ni límites, ni tiempo sin límites, ni ningún tipo de ser, ni ideas, ni falta de ideas, ni este mundo, ni aquel mundo, ni sol ni luna. A eso, monjes, yo lo denomino ni ir ni venir, ni un levantarse ni un fenecer, ni muerte, ni nacimiento ni efecto, ni cambio, ni detenimiento: ese es el fin del sufrimiento.» (Udana, VIII, 1)

[3] Aristóteles: “el hombre prudente sólo anhela la ausencia del dolor y no precisamente el placer.”, Moral a Nicómaco, libro séptimo, capítulo XI

[4] Original: “Concordia res parvae crescunt”: las cosas pequeñas florecen en la concordia

Plenitud 2
No hay que creerse forzosamente que esto es así, así que vamos a demostrarlo con un ejercicio práctico:

En un espacio cómodo y relajado, estando de pie y con el espacio suficiente, hay que empezar por relajarse y concentrarse haciendo tres respiraciones profundas. Una vez se está en este estado, se pasa a dejar atrás las críticas, opiniones, cultura y prejuicios, y cuando se está listo se hace un paso adelante dejando todo eso detrás. Luego se pasa a dejar atrás los amigos, y se hace otro paso adelante dejándolos atrás. Después se pasa a dejar atrás la familia y cuando se está listo se hace otro paso adelante dejándola detrás. Finalmente se deja atrás el nombre y se hace otro paso adelante liberándose de lo más nucleico de la persona.

Si se ha hecho bien, en ese instante de libertad de toda la realidad, cultura, personas y de uno mismo, experimentaremos el vacío más completo que lleva, a través del amor, a la dignidad más suprema, conectando el vacío con el todo. Si podemos mantener ese estado permanentemente a través de anclarse en el amor entre dignidad y libertad, conseguiremos la plenitud completa.

 

Hoy en día no conozco ninguna terapia que se centre en estos tres pilares y la falta de estos responden a distintos tipos de discapacidades mentales en función del pilar que queda afectado.

Espero de corazon que os haya gustado el fragmento del libro, a continuación os dejo su email personal y su Telegram para que podáis contactar para el tema ventas del libro.

Correo Electrónico: markndecker@gmail.com

Telegram: https://t.me/Lliurepensactua

©Copyright by Senderosdelavida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.