Odisea en las aerolíneas

Hola amigos lectores (Eva), hoy soy yo la que escribe, antes de nada agradecer de corazón a Marta y Vicente, también a mi hijo Oscar y a su jefa Manuela por todo el apoyo recibido este dia ue por supuesto será para recordar y sobretodo para aprender, sí, porque porque hoy hemos aprendido que si las cosas salen mal…nos os preocupéis pueden empeorar,

Pero lo màs importante que hemos aprendido que los obstàculos estàn para superarlos y no evitarlos ni huir y de una cosa estoy segura, es que Albert y yo a pesar de haber estado a punto de tirar la toalla , nos hemos levantado el uno al otro, y eso me confirma lo que ya sabía que juntos somos Fuertes e invencibles, porque hoy estaba en nuestra contra y cuando digo que en nuestra contra habló de que ha perdido incluso el billete del avión, pero ese es otro tema porque a veces las aerolíneas complican situaciones impensables, por eso digo que estoy orgullosa porque a pesar de todo ha conseguido que nuestro encuentro sea inminente y a la gente que a la gente que a veces se siente mal por las cosas que le vienen a la mente y luego se arrepienten, decirles que es de lo más normal. Yo hoy he pasado por momentos de dudas que no se los deseo a nadie, todo el mundo tiene inseguridades, preocupaciones y anhelos, pero de una cosa si estoy muy segura, que cuando encuentras a la persona que sabes que amas desde el primer momento, todo se supera, asi que amigos lectores , si pensais que no podeis mas, buscad un motivo por muy pequeöo que sea porque vale la pena.

En este momento de escribir estos renglones, la odisea aun no ha acabado , porque aún no ha llegado, asi que el final de este relato se lo dejare a el, así cuando el cuenta su experiencia, sabréis que esta aqui en Zurich, no os dejaremos para el siguiente episodio, al menos no del viaje, porque ahora empieza una nueva fase en nuestra relación, el del dia a dia, que ademas de ser una pareja somos un equipo y nos damos un equilibrio mutuo que nos hace muy Fuertes. Te quiero Albert.

Queridos lectores, no os preocupeis, estoy sano y salvo, ha sido una verdadera odisea llegar hasta Zurich, primero de todo perdí el primer vuelo, debido a que los apellidos estaban mal (por mi culpa) asi que no me devolvieron el dinero ni nada semejante, la jefa de Oscar me tuvo que comprar otro billete a la tarde para poder llegar bien, estoy feliz aquí de verdad, estoy contentísimo de estar con mi amor una vez màs y esta vez para màs de un mes (ya nos toca).

Suiza me está encantando en todos los aspectos posibles, la gente es muy amable, es muy bonita y el aire es màs puro, en serio se respira mucho mejor, son todo ventajas así que queridos lectores, estaros al tanto de las novedades de esta nueva etapa para los dos, sed bondadosos y pensad siempre en positivo porque las cosas se arreglan, en este artículo ponemos un claro ejemplo de ello.

Námaste

De «Algo» a la nada y de él nada al todo Melancolía de un domingo por la tarde Seres de Agua
View Comments
  • Bueno fue un día… De nervios.. Pero ya pasó. Gracias de nada Eva, no,hicimos nada, que no hubiera hecho cualquiera. Y a ti querido hijo, encuentra tu camino, sigue tus sueños… Y se feliz… Sii tu ets feliç… Nosaltres també!!! T’estimo